12 razones por las que no debes usar desodorante!

razones no usar desodorante

Recuerdo que cuando era niño no usaba desodorante. Siempre he sido el tipo “natural mystic”, así que no use desodorante hasta que casi me gradué de la universidad.

Montaba bici para llegar a clases, me sacaba los zapatos y comenzaba a comer mi sanguche de atún. Entre mis axilas, mis pies y el atún, los demás estudiantes no sabían qué hacer, así que me dejaban bastante espacio para mí solo.No creo que mis axilas olían tanto en realidad, pero sé que soy un gran sudador. Así que empecé a usar desodorante. Tal vez influenciaron los anuncios de Axe que me hicieron creer que las chicas se sentarían más cerca de mí.

Luego de pocos meses de embarrar o esprayear mis axilas, sentí que olía más fuerte cuando me olvidaba de usarlo. Hasta me avergonzaba porque mi olor era demasiado “masculino”. Así que usaba más y más desodorante para camuflar mis olores salvajes.El viaje me duró sólo unos años hasta que decidí dejar los químicos porque mis axilas se irritaban y picaban. Primero, pensé que eran mis camisas las que picaban o la quemazón del sol, pero luego cambiaba de marca de desodorante hasta que comenzaba la picazón de nuevo.

Traté usando limón, pero el olor reaparecía luego de menos de una hora. Empecé a usar bicarbonato de sodio. El problema desapareció. Ahora uso bicarbonato dos o tres veces a la semana y eso es más que suficiente. Y solía apastar hasta recién salido de la ducha!

Te interesa, mira lo saludable que es el agua.

¿Entonces, qué tienen de malo los desodorantes?

Están llenos de químicos tóxicos asociados con desarrollar riesgo de cáncer de mamas y Alzheimer. Por ejemplo, tienen parabeno que enmascara los olores y mata no sólo las bacterias apestosas, pero también las buenas bacterias de tus axilas.¡Los desodorantes son considerados drogas por los reguladores de alimentos y bebidas! ¡Y jóvenes los inhalan y se vuelven adictos a ellos!

¡Por lo que algo que te vuelve adicto al olerlo y que es algo que se puede oler al ser aplicado hace que las personas lentamente se vuelvan adictas a usarlo!Muchos desodorantes también son antisudorales al mismo tiempo. Pero, son vendidos como desodorantes regulares porque los vendedores saben que hay personas que no quieren usar antisudorales.

Pero, para los que no han oído que los antisudorales son malos para ti, es porque bloquean, tapan o cierran tus poros con aluminio u otros metales como el zinc.

Tu cuerpo está diseñado para sudar, es parte de su sistema de desintoxicación. ¡Usar antisudoral es como usar algo para no orinar o defecar! ¡Tu cuerpo necesita sudar, es tan importante como ir al baño!¡ Pero, igual algunas personas creen que tienen que cubrir su piel con metal para que el sudor se quede adentro! ¡Eso es mantener toxinas dentro que se van a quedar en tu interior y te van a causar un daño! Tal vez no de inmediato, pero si eventualmente.

Antisudorales impiden que tu cuerpo se enfríe ¡piensa en lo que pasa con un coche si se sobrecalienta!

Los desodorantes contienen un montón de otras cosas como:

  • Fragancias: fórmulas secretas que emiten olores artificiales
  • BHT: altera tu sistema nervioso
  • Triclosan: antibacterial (no es tu sudor el que huele, son las bacterias)
  • Mejoradores de penetración (¡que ayudan a otros ingredientes a penetrar tus poros!)

Las campañas de Marketing convencen a las personas a pensar que huelen mal y que sus productos huelen bien. Sé que algunas personas huelen mal, pero normalmente es por mala higiene personal y por malos hábitos alimenticios. ¡Y esos desodorantes artificiales tampoco huelen nada bien en realidad!

¿Alguna vez has pensado porque tus axilas huelen mal? Tiene mucho que ver con tu dieta. Eres lo que comes y el hecho que tu orina huela fuerte es porque has comido algo que la hace tener ese olor. Lo mismo pasa con tu sudor. El sudor oloroso es un indicador de que estás comiendo algo que probablemente no sea bueno para tu salud. ¡Así que en lugar de pensar en desodorantes externos, piensa en desodorantes internos! La clorofila por ejemplo. ¡Consumir alimentos ricos en clorofila van a mantener tus bacterias beneficiosas numerosas y tus olores agradables!

Cambia tu dieta y cambiará tu olor

Pero, sé que quieres saber cómo preparar tu propio desodorante natural, así que termino con una pequeña receta:

  • Un poco de chuño (almidón de papa o maíz). La misma cantidad de bicarbonato de sodio y algo de aceite de coco para mezclarlo y se endurezca. Refrigéralo para que se mantenga mejor.

Puedes agregarle algunas fragancias naturales para hacerlo un poco más interesante. ¡Experimenta, pero ten cuidado de no agregarle algo que manche tus camisas!¡¡Cuéntame tus ideas y cómo te fue con tu mezcla, me encantaría saber!

¿Que opinas se debe usar o no desodorante? Deja un comentario!

Comparte este artículo!

3 Conmentarios

  1. Isidro Gonzalez Moreno Julio 7, 2015
  2. lesli Junio 28, 2016
  3. Alguien Julio 21, 2017