Dieta Mediterránea

Los ingredientes de la Dieta Mediterránea son una trilogía, la cual está compuesta por legumbres, verduras, quesos, frutos secos y pescado. Esta dieta consiste en tener un plan alimenticio equilibrado y en brindarle al cuerpo los nutrientes apropiados.

¿Cómo se hace la Dieta Mediterránea?

Para llevar esta dieta a cabo, se deben cambiar los hábitos alimenticios y seguir algunas recomendaciones sencillas a la hora de elaborar los menús. Estos consejos también incluyen la manera en la que se cocinan los alimentos y las cantidades que se consumen. Todas estas características crean una dieta saludable y balanceada.

Aceite de oliva

El aceite de oliva es fundamental en este tipo de diera. A lo largo de los años se ha mantenido en todas las costumbres gastronómicas, esto se debe a que es rico en vitamina E, y a que otorga un delicioso sabor a las comidas.

Consumir alimentos de origen vegetal

Las legumbres, verduras, frutas y hortalizas aportan minerales, fibra y vitaminas al organismo, también contribuyen con gran parte del agua que posee el cuerpo. Es recomendable incluir raciones de verduras y fruta en las comidas.

Alimentos a base de cereal

El arroz, el pan y las pastas deben consumirse en esta dieta, ya que estos alimentos son los que aportan los carbohidratos necesarios para que el organismo tenga la energía suficiente.

Alimentos frescos y poco procesados

Esta parte es fundamental en la Dieta Mediterránea, así que es mejor que consumas las verduras y las frutas frescas, de esa manera tu organismo podrá aprovechar todos los nutrientes.

Carnes rojas

Aunque puedes consumir las carnes rojas cuando sigues esta dieta, es importante que lo hagas de manera moderada. Este alimento tiene hierro y proteínas necesarias para el cuerpo, pero si lo consumes de manera excesiva podrías dañar tu salud.

Productos lácteos

Es importante consumir lácteos, sobretodo queso y yogur, estos alimentos son ricos en minerales, proteínas y vitaminas. El yogur es capaz de equilibrar la flora intestinal porque pose organismos vivos.

Pescado y huevos

Es recomendable consumir pescado azul dos veces a la semana, pues sus grasas protegen el organismo. Los huevos deben consumirse con moderación, máximo 4 veces por semana.

Consumir frutas frescas

A la hora de tomar un postre se puede optar por una fruta, así se deja de lado los pasteles y los dulces. Las frutas tienen un alto valor nutritivo y aportan sabor a la dieta, también son una excelente opción para consumir a mitad de mañana.

Actividad física

La actividad física es esencial en este tipo de dieta. Cuando se practica algún deporte o se hace ejercicio regularmente el cuerpo se mantiene sano y se mantiene en buena forma. Es importante realizar los ejercicios adecuados, así se evitan lesiones.

Tomar suficiente agua

Es fundamental tomar suficiente agua, mínimo dos litros diarios. El agua es el principal aliado de la Dieta Mediterránea. Antes de almorzar opta por tomar un vaso de agua. Antes de empezar cualquier dieta consulta a un experto, para que tu cuerpo reaccione de la manera correcta con la dieta debe estar sano.

Dieta Mediterránea ¿Qué es? ¿Beneficios? ¿Alimentos?

¿Comes habitualmente al estilo de la dieta mediterránea?

Comparte este artículo!
Tags: