Gonorrea – Síntomas y Cura de esta enfermedad

Gonorrea una infección de tipo sexual producida por el gonococo, que presenta síntomas dolorosos pero que si tiene cura.

La gonorrea es una infección de transmisión sexual, provocada por la bacteria neisseria gonorrhoeae o gonococo, se aloja en los humanos, su lugar de alojamiento es el tracto urinario y aparato genital, aunque puede presentarse en el recto, faringe y conjuntiva, causa una secreción purulenta que puede llegar a causar infertilidad en la mujer.

Gonorrea – Síntomas y Cura de esta enfermedad

La bacteria tiene un tamaño de 0,8 micrones de diámetro, se trasmite con el contacto sexual, al hacer contacto una mucosa infectada con otra sana o en el momento del parto que puede pasar de la madre infectada al bebé.

Los primeros lugares a infectarse son la cérvix en las mujeres y la uretra en el hombre, pero la vagina, vulva, recto, faringe y conjuntiva también pueden ser afectados.

Síntomas:

  • En el hombre la enfermedad aparece alrededor de los 20 días luego de ser infectado, comienza una secreción blanquecina de aspecto mocoso en la uretra, un líquido grueso y amarillento con mal olor sale del pene, causa dolor, picazón e inflamación.
  • En las mujeres la infección causa dolor intenso, secreción vaginal con mal olor, cistitis, molestias y sensación de pesadez en la parte baja del estómago, puede presentar fiebre, vaginitis (las paredes vaginales se resecan), inflamación y enrojecimiento de los genitales.
  • Esta infección puede causar esterilidad, daño en los órganos reproductores, puede ser transmitida al recién nacido si la madre está infectada, causándole hasta ceguera. Causar daños en la piel, pene, articulaciones, conjuntivitis, dolor al orinar.
  • Si la gonorrea no es tratada a tiempo puede ir a la sangre, pudiendo llegar a ser mortal.

Como se cura:

Se trata con antibióticos, en ocasiones resulta inmune a alguno de ellos, se coloca un tratamiento intramuscular que debe recibir la persona infectada y su pareja a la vez para evitar riesgos de re contagiarse.

Comparte este artículo!