Haz de las horas de sueño del bebé tú tiempo de descanso

Las madres primerizas tienden a preocuparse con mayor intensidad que una madre con varios bebés. Es normal y casi obligatorio. Las horas de preocupación pueden significar horas de desvelo, salto en las comidas y mucho estrés a cuestas, que sólo transformará la situación en una bomba de tiempo, antes que explotes.

Haz de las horas de sueño del bebé tú tiempo de descanso

Existen varios consejos que pueden ayudarte en el proceso y hacer tu vida un poco más fácil, pero generalmente todo aprendizaje viene de la experiencia.

Duerme

Es muy importante tu descanso. Esto no solo como beneficio para tu salud, sino para que estés completamente consciente y activa para cuidar óptimamente a tu bebé.

Una madre que no duerme lo suficiente no podrá ser un símbolo de protección. Puede quedarse dormida en momentos importantes donde el bebé necesita atención, además que será mucho más susceptible a errores, ruidos y desastres, tres cosas que formarán parte de tu día, y nuevamente, es normal.

Aprovecha las horas de dormir del bebé para que tú también descanses. Te servirá, adicionalmente para fortalecer el vínculo entre ambos.

Es un momento íntimo de paz y relajación donde conectarán su energía. Puedes acostumbrarlo a determinadas horas del día a dormir junto a ti, es un espacio que podrás compartir incluso hasta después que aprenda a caminar. El descanso de ambos es esencial.

Ejerce tu rol y comprende la naturaleza del bebé

Algunos bebés por naturaleza, suelen, para suerte de los padres, dormir la noche completa, otros se despiertan en la madrugada, cualquiera que sea el caso, es una cuestión de costumbre y aprendizaje.

Debes entender que eres una guía para el bebé, y que sus actitudes dependerán en gran escala a cómo te comportas y cómo eres capaz de ejercer tu rol.
No dejes que el estrés te invada, los niños sienten esa energía y desarrollan igual un tipo de incomodidad que se exterioriza en llantos constantes y falta de apetito.

Cuando descansas lo suficiente, tu bebé lo sentirá y podrá Igualmente, relajarse contigo.

Comparte este artículo!
Tags: