Cómo identificar y tratar la sinusitis crónica

Cómo identificar y tratar la sinusitis crónica
5 (100%) 1 vote

La sinusitis crónica, que es la inflamación de la mucosa de los senos de la cara, se caracteriza por la permanencia de los síntomas de la sinusitis, como dolor en la cara, dolor de cabeza y tos, por lo menos, 12 semanas consecutivas. En general, es causada por bacterias resistentes, por el uso previo de antibióticos en exceso o por el tratamiento incorrecto de una sinusitis, así como por rinitis alérgica mal controlada, cambios en las vías respiratorias, como la desviación del tabique, o inmunidad debilitada.

Su tratamiento incluye el lavado nasal con suero fisiológico y el uso de medicamentos como antibióticos, anti-alérgicas o corticosteroides, prescritos por el otorrinolaringólogo, de acuerdo con la causa de la inflamación. En algunos casos, una cirugía para drenaje del moco acumulado y/o para la corrección de alteraciones del tabique nasal o la retirada de los nódulos puede ser recomendada para permitir la curación de la enfermedad.

Es muy importante que la sinusitis sea tratada adecuadamente, pues existe el riesgo de aparición de complicaciones, como crisis de asma, neumonía, meningitis, infección de los ojos o, incluso, abscesos cerebrales.

Cómo se realiza el tratamiento

Para tratar la sinusitis crónica, el otorrinolaringólogo puede indicar el uso de medicamentos como:

Antibióticos como la Amoxicilina/Clavulonato, Azitromicina o Levofloxacina, por ejemplo, sólo se utilizan para los casos de infección bacteriana. En general, son hechos por 3 a 4 semanas, pues, en la sinusitis crónica, la infección suele ser resistente.

Mucolíticos y descongestionantes, como Ambroxol, para disminuir la viscosidad de las secreciones.

Anti-inflamatorios o corticosteroides, como la Nimesulida o Prednisona, ayudan a disminuir la inflamación y la inflamación local.

Antialérgicos, como Loratadina, más indicados para casos de sinusitis en personas con alergia.

Corticosteroides nasales, como la fluticasona y la mometasona, ayudan a combatir la inflamación y la alergia de las vías respiratorias.

Lavado nasal con suero fisiológico o preparaciones de agua y sal.

Nebulización con vapor de agua o suero fisiológico para fluidificar las secreciones.

El uso de descongestionantes nasales que contienen Nafazolina, Oximetazolina o Tetrahidrazolina, como el Sorine, por ejemplo, debe hacerse con precaución, por menos de 3 semanas, ya que causan efecto rebote y dependencia.

Durante el tratamiento de la sinusitis crónica, se recomienda el seguimiento con el otorrino para investigar la causa de la inflamación. Así, a pesar de que el diagnóstico de la sinusitis aguda puede hacerse a través de la evaluación clínica del médico y no requiere de exámenes, en la sinusitis crónica pueden ser necesarios exámenes como la tomografía computarizada y la recolección de muestras de secreciones nasales para identificar el microorganismo y la causa exacta del problema.

Opciones de remedios caseros

Una gran manera de ayudar a eliminar las secreciones nasales, como complemento del tratamiento orientado por el médico, además del lavado nasal con solución salina, es la inhalación de vapor de plantas como eucaplipto o manzanilla, por ejemplo.

Cuándo suele ser indicada la cirugía

El objetivo de la cirugía es ampliar o desobstruir los canales naturales de drenaje de los senos nasales, que pueden estar cerrados e impidiendo el drenaje de la secreción, que se encuentra acumulada y estimula la proliferación de hongos y bacterias.

Además, el procedimiento también puede ser combinado con la corrección de un defecto en la anatomía de la nariz de la persona, que también puede estar dificultando la curación de la infección, como la corrección del tabique, la retirada de las adenoides o reducción del tamaño de los cornetes, que son los tejidos esponjosos por dentro de la nariz.

Síntomas de la sinusitis crónica

Los síntomas de la sinusitis crónica duran más de 12 semanas, y pueden ocurrir después de 1 o varios episodios de sinusitis aguda, en la que hay fiebre, dolor en el cuerpo e intensa secreción nasal. En la fase crónica, los síntomas principales son:

  • Dolor en la cara o dolor de cabeza que empeora al bajar la cabeza o acostarse
  • Dolor persistente ubicado en las mejillas, alrededor de la nariz y alrededor de los ojos
  • Secreción por la nariz, de color amarillento o verdoso
  • Hemorragias por la nariz
  • Sensación de presión dentro de la cabeza, obstrucción de la nariz y el oído y mareos
  • Tos crónica, que empeora al acostarse
  • Mal aliento constante

Además, cuando la sinusitis tiene causa alérgica u ocurre en las personas con historias de alergia o rinitis, puede haber crisis de asma, picor en la nariz y la garganta, además de un empeoramiento de los síntomas al contacto con sustancias como el polvo.

Posibles complicaciones

La sinusitis crónica, cuando no es debidamente tratada y controlada, puede empeorar con el tiempo y causar la acumulación de secreción, formando un absceso, además de que la inflamación y la infección pueden alcanzar órganos cercanos a las cavidades nasales, tales como los ojos, el cerebro.

La infección también puede desencadenar crisis de asma, especialmente en niños, y pneumonias o, incluso, llegar a la circulación sanguínea y causar una infección generalizada.

La sinusitis cónica es más común en personas que:

  • Hicieron un tratamiento incorrecto de otras sinusitis agudas
  • Utilizaron antibióticos de forma errónea o innecesaria, repetidas veces
  • Tienen asma o rinitis alérgica intensa o mal controladas
  • Tienen reflujo gastroesofágico
  • Presentan una inmunidad debilitada, como portadores de VIH, y usan corticosteroides de forma crónica o diabéticos descontrolados
  • Tuvieron una hospitalización o han pasado por cirugías recientes
  • Sufrieron un fuerte golpe en la cara
  • Tienen alteraciones en las vías respiratorias, como la desviación del tabique, pólipos nasales o la hipertrofia de los cornetes de la nariz

Así, para evitar un cuadro de sinusitis crónica o para que sea tratada adecuadamente, es muy importante resolver estas situaciones.

Comparte este artículo!