¿Es la dislexia una enfermedad o una dificultad de aprendizaje?

La Dislexia es una enfermedad de tipo psicológico que dificulta el aprendizaje, conozcamos de que se trata leyendo este interesante artículo.

La Dislexia es una dificultad de aprendizaje que afecta la lectoescritura, las personas que tiene este problema, no presentan ninguna incapacidad, ni en su parte física, visual o motriz, son personas con un coeficiente intelectual normal o superior, se puede decir que la dislexia es la diferencia entre la capacidad de una persona de aprender y el nivel de rendimiento que da. Puede ser hereditaria, no la enfermedad, sino la predisposición a padecerla.

Es la dislexia una enfermedad o una dificultad de aprendizaje

Clasificación:

  • Dislexia adquirida: Aparece luego de una lesión cerebral, el paciente comienza a tener dificultad para comprender la lectura.
  • Dislexia evolutiva: El paciente tiene dificultad para alcanzar una destreza lectora, sin que exista un motivo aparente.
  • Retraso lector: Trastorno causado por una mala enseñanza, lectura sin concentración, el paciente lee sin centrarse en la lectura, cometiendo errores.
  • Dislexia superficial: El paciente utiliza la forma fonológica lee a partir de las silabas, estas personas tienen problemas con las palabras homófonas.
  • Dislexia fonológica: El paciente lee de manera global, no divide las palabras en partes, cometiendo errores de lexicalización (debo/bedo) visuales (Tomo/topo) derivativas (abusadora/abusar)

El diagnóstico de la dislexia se puede dar generalmente cuando el niño empieza a leer, es decir en sus primeros años de primaria, sin embargo puede darse el caso que un niño con un alto coeficiente intelectual pueda sobrellevar esta condición sin hacerla notoria, hasta que la escuela aumente sus exigencias, es decir hasta mediados de la educación primaria o más.

La dislexia puede prevenirse si el docente se esmera en preparar materiales que le ayuden en un aprendizaje más individualizado para los alumnos con rasgos de la enfermedad, siguiendo el orden de dificultad, según la edad del paciente.

Comparte este artículo!