La importancia de la Sidra

La sidra es una bebida que posee bajo contenido alcohólico, encontrándose entre 4-6 °, ésta puede proporcionar diversos beneficios para nuestra salud, siempre y cuando su consumo sea moderado. La sidra proviene de la fermentación del zumo de las manzanas y proporciona características salubres para nuestro organismo, aunque su contenido sea bajo en alcohol, esta bebida posee polifelones que luchan contra las bacterias.

Esta bebida pertenece a la clasificación  «refrescante y baja en calorías», debido que el consumo de 100 ml. de sidra nos proporcionará 50 kcal, a su vez distintos nutrientes como: calcio, magnesio, sodio, cloro, potasio, fósforo, hierro y cobre, también vitaminas del grupo B – B9; sin embargo no contiene fibra.

Previene el infarto de miocardio, principalmente por su contenido en pectina, también se encarga de resguardar el aparato vascular de alteraciones como la arteriosclerosis, prevenir las enfermedades coronarias y mantener la presión sanguínea en los niveles óptimos.

Posee propiedades anti- oxidades (muy parecidas al vino), sin embargo son más beneficiosas porque su contenido el alcohol es en menor grado y sus propiedades se encargan de proteger al individuo contra el cáncer y distintas enfermedades cardiovasculares. Ayuda a eliminar el ácido úrico y prevé la formación de cálculos renales; eleva el colesterol bueno y abrevia el colesterol malo.

Uno de los ingredientes más importantes de la sidra son las manzanas, éstas cuentan con polifenoles, muy parecidos a la quercetina, los cuales contribuyen en el combate de las alergias y evita los infartos cerebrales.

Según las características previamente indicadas se puede determinar que el consumo de la sidra es aún más favorable que el consumo del vino y/o cualquier otra bebida tradicional en las reuniones formales. Nada mejor que una bebida refrescante que pueda proporcionar beneficios a nuestra salud, y a su vez permitirnos pasar un momento cómodo con  nuestros conocidos.

Comparte este artículo!