Mousse de frutillas sin crema de leche

Mousse de frutillas sin crema de leche

Comer rico y saludable no tiene por qué ser conceptos contradictorios, es por ello que encontrarás todo tipo de recetas para cocinar preparaciones bajas calorías como por ejemplo esta deliciosa receta para preparar mousse de frutillas sin crema de leche, un postre que encontrarás aquí detallado paso a paso.

Siempre solemos pensar que si buscamos cuidar nuestra dieta no podemos disfrutar de la mayoría de los postres que tanto nos gustan, pero ello no es del todo cierto, puesto que existen muchas recetas bajas calorías para preparar deliciosos postres caseros. Una opción irresistible es preparar una mousse de fresas bajas calorías, como la que aquí compartimos. También debes tener en cuenta que todos aquellos postres que incorporen frutas en la preparación son los más indicados, ya que te permite disfrutar de algo dulce y delicioso al mismo tiempo que prioriza es una alimentación balanceada y rica en vitaminas.

A continuación compartimos todo lo que necesitas saber para preparar en casa una exquisita  mousse de frutillas sin nata o crema de leche, ideal para disfrutar la en una tarde cálida de verano.

Ingredientes:

  • Frutillas (fresas) frescas 200 g
  • Claras de huevo 4
  • Azúcar blanca 100 g
  • Agua 30 g
  • Gelatina sin sabor medio sobre

Pasos para preparar mousse de frutillas sin crema de leche

Lo primero que tendremos que hacer para poner en práctica esta receta de mousse de frutillas sin crema de leche es lavar muy bien las frutas y cortarlas en trozos pequeños, colocarlas dentro de una procesadora junto con 30 g de azúcar. Dejar reposar durante algunos minutos para que la fruta suelte su jugo. Procesar hasta obtener un licuado sin trozos de frutilla, reservar.

En un recipiente amplio y limpio batir las claras de huevo hasta obtener un punto nieve firme, para ello puedes agregar una pizca de sal, la misma hará que tus claras monten mejor el punto. Mientras colocar una pequeña cacerola al fuego con el agua y el azúcar restante, cocinar hasta obtener un almíbar ligeramente espeso.

Colocar en forma de hilo el almíbar caliente sobre las claras batidas a punto nieve, continuar batiendo con batidora eléctrica hasta que el merengue pierda algo de temperatura. Dejar enfriar por completo.

Disolver la gelatina en tres cucharadas de agua, llevar al microondas durante algunos segundos para diluir por completo la gelatina, incorporarla al puré de frutillas preparado en el primer paso. Unir esta preparación al merengue con movimientos envolventes, servir en copas de postre, decorar con frutillas frescas y llevar a la heladera por aproximadamente una hora antes de consumir.

Así de sencillo es como podrás preparar una deliciosa mousse casera de frutillas sin crema de leche.

Comparte este artículo!