Paseos y caminatas con el bebé

Paseos y caminatas con el bebé
5 (100%) 1 vote

Las madres y los bebés tienen un vínculo inquebrantable que va más allá del nacimiento. En la gestación comparten un cordón lleno de información genética y energía.

Cuando nacen los brazos protectores de la madre, emulan la seguridad que sentían en el vientre y  mientras las madres amamantan a sus bebés se comparte una cantidad enorme de vitaminas y nutrientes puntuales de este proceso que no se repetirá con otro alimento.

Paseos y caminatas con el bebé

Este conjunto de momentos y experiencias, fortalecen la conexión, pero durante la vida, es necesario estimular el proceso para que toda esa información y esencia no se pierda en el camino.
Muéstrale el mundo

Los paseos y caminatas entre la madre y su bebé, son perfectos por muchas razones. Primero es una opción ideal para que la madre pueda ejercitarse y empezar a retomar las actividades físicas y al aire libre, igualmente servirá para que el infante descubra texturas, colores y ruidos que le son ajenos en su entorno habitual, dentro de casa, pero más allá formará un vínculo especial basado en la confianza y el disfrute.

Los bebés son esponjas fáciles de sorprender, por eso cada paseo funcionará como una nueva visión del mundo, es un rollo nuevo que se le coloca a la cámara, y mientras se haga con regularidad, entenderá que es gracias a la madre, así que ella será el puente entre nuevas experiencias y él.

Crea momentos inolvidables

Conviértelo en una costumbre, en un hábito, no lo hagas un momento traumático al regañarlo por cualquier cosa, se paciente, observa lo que le gusta y enséñale siempre cosas nuevas. Crearás recuerdos placenteros de los que tú serás responsable. Haz de un paseo una lección y una muestra a nuevos momentos.

Procura hacerlo cuando el sol no esté muy fuerte, es decir, en las tardes. Lleva contigo agua, toallitas húmedas para limpiarlo, cremas humectantes y protector solar especial para bebés.

Comparte este artículo!
Tags: