Sífilis un enfermedad de transmisión sexual que puede durar toda la vida

Sífilis, enfermedad de transmisión sexual, muy contagiosa, que puede durar en nuestro cuerpo toda la vida sino es atacada en las primeras fases.

La sífilis es otra de las tantas enfermedades de transmisión sexual, es producida por una bacteria llamada treponema pallidium, se conoce también como ovariosis o mal de bubas. Ha tenido muchas denominaciones, en Italia se llegó a conocer como “sarna española”, el ejército francés la llamo “mal napolitano””morbus gallicus” entre otras.

Esta bacteria tiene forma de hilo en espiral con un diámetro máximo de 0,2 micrómetros y una longitud de 10 a 15 micrómetros, todas unidas medirán alrededor de un milímetro.

¿Cómo se transmite?

Su contagio es principalmente por contacto sexual, al exponerse la piel a la secreción de los chancros, besar una boca o la parte genital de alguien infectado, también se puede transmitir en el parto de una madre contagiada, a su bebé, pudiendo ocasionar en algunos casos, sordera, ceguera, parálisis o incluso la muerte del recién nacido.

No se transmite a través de la sangre, la bacteria sobrevive entre 24 y 48 horas en la sangre y en caso de transfusiones, siempre es analizada antes de utilizarla, por lo que se detectaría la bacteria y se desecharía si está infectada.

La fase más contagiosa es la precoz, puesto que la ulcera venérea pulula, luego de 4 años una persona infectada, ya no transmite el virus. No se contagia por asientos de baño, tinas, compartir artículos personales. Es más fácil el contagio en el hombre que en la mujer.

Síntomas:

  • Primera etapa: se incuba por un promedio de 3 semanas, aparece una llaga no dolorosa que se convierte en ulcera, más adelante convirtiéndose en un chancro, parecido a una herida abierta, se localiza en vulva, vagina, cuello uterino, recto, testículos, pene, en esta etapa es muy contagioso.
  • Segunda etapa: Se presenta meses después que el chancro ha desaparecido en la primera etapa, dura aproximadamente 6 meses aparecen ronchas indoloras en manos, pies, pecho, espalda, cara, provocando dolor, inflamación, dolores de cabeza, garganta, en este momento vuelve a ser contagiosa.
  • Tercera etapa: la etapa final, aparece durante los siguientes 20 años, regresa a atacar el sistema nervioso o algún órgano, ocasiona lesiones en la medula, cerebro, cardiopatías.

Tratamiento: se cura a base de antibióticos, pero los daños causados no se pueden revertir, debe ser tratada durante la fase primaria o secundaria.

Comparte este artículo!